fbpx

Mandar a imprimir es uno de los momentos más importantes y esperados por todo diseñador, las ansias de ver como quedan nuestras creaciones impresas se aceleran y surgen las dudas… “¿se verá pixelado?”, “¿los colores que onda?”, “¿saldrá todo bien”?

Estas ansiedades son normales pero tenemos que tomarlas con calma, y como en toda tarea es un gran momento para parar la pelota y tomar ciertos recaudos que INICIO tiene para contarte….

1. Siempre trabaja “a tamaño”…


Desde el principio tenes que tener en claro el tamaño de impresión, y siempre trabajar todo a tamaño real, porque la redimensión puede zafar en trabajos finales para ver en pantalla, pero en imprenta es diferente, “ampliar un toque” o “escalar” puede definitivamente arruinar tu trabajo y perder calidad.
Por eso trabaja “a tamaño” las fotos e imágenes que incluyas tienen que entrar en el proyecto sin ser demasiado forzadas y casi sin estirar.

2. Resolución correcta, 300 dpi

Cuando armaste el proyecto tuviste que definir y asegurarte de asignar una resolución correcta. Lo ideal para imprimir es 300 dpi (dpi= puntos por pulgadas < dots per inch>)
Si las imágenes que trajiste al proyecto no tienen buena resolución porque las bajaste de internet tenes un potencial problema, chequea desde las propiedades de cada imagen que estén en una resolución mayor a 90 dpi.

3. Modo de color correcto, CMYK….

Facil, nunca mandes a imprimir un archivo en modo de color RGB, NUNCA!!! Este método de color se aplica únicamente en pantallas y no a tintas!

4. Ojitooo con los degradados!!!

 

Si, los degradados son una moda interesante y un recurso estético sofisticado, pero para imprimir son un tema sensible, evita grandes áreas de degradado, pueden generar un efecto de líneas, o pasos, o barridos… por las dudas, siempre hace pruebas de impresión…

5. Márgenes correctos

Si tu diseño, fondos o imágenes, ocupan el total del espacio de la mesa de trabajo, es muy importante que cuando lo vayas a imprimir no aparezca ninguna línea blanca en los bordes, por eso siempre es importantiiiiiisiimooo hace un sangrado, es decir un excedente. Siempre dejale unos milímetros o centímetros de más y dibujale unas cotas de recorte, para cuando hagas el corte o guillotinado te guies y tengas margen de error evitando bordes blancos.

6. Tipografías

Si vas a mandar un archivo editable a imprimir, como puede ser un PDF, ponete atento, porque en la imprenta quizá lo abran con algún editor como Corel o Illustrator para ajustarlo o para montarlo sobre otras mesas de trabajo según las medidas de papel que usen… y esto es peligroso!! Porque si lo abren el programa va a detectar que se usan familias tipográficas que no tienen en sus sistemas, solo están en tu computadora donde diseñaste. Por lo que es importante un pequeño truco, vectorizar todas las tipografías… como?
Seleccionas todos los elementos de tu proyecto (CTRL + A) y vas a al menú de Texto, Crear contornos (SHIFT + CTRL + O).
Esto va a convertir todos los textos en vectores, así que dejan de ser editables… por lo que te pregunto…. Revisaste la ortografía? Bueno, si no lo hiciste, es un buen momento antes de realizar este proceso de pegarle una chequeada a tus textos….

7. Necesitas hacer pruebas….

Aunque sea en una calidad de impresión casera, siempre siempre siempre… imprimite una pruebita en casa, vas a ver bien si los tamaños de texto que elegiste son adecuados, van a saltar seguramente algunos acentos y algún errorcito que en pantalla no estas viendo… RECOMENDADISIMO!

8. Y como guardo el archivo?
PDF… pdf no comprime tu imagen y siempre imprime bien. Es la que va, en Illustrator fijate bien si usas muchas mesas de trabajo de elegir bien cuales son las que se van a imprimir en el panel de GUARDAR COMO COPIA… no uses el de guardar como (ese lo vamos a usar solo para guardar nuestro archivo original .AI)

9. Tenés dudas? Consultanos…

En nuestra página web o en nuestras redes hay posibilidad de comentar o escribirnos, cualquier consulta es importante, escribi con confianza que vamos a darte una mano!